martes, 10 de marzo de 2009

Partes de una pistola


Una pistola se divide en 5 partes fundamentales:
- Corredera, que encaja en el armazón y se desliza respecto a él.
- Cañón, gracias al cuál se guian y estabilizan los proyectiles.
- Muelle recuperador, que permite el movimiento de retorno de la corredera y, por tanto, el armado del arma.
- Armazón, conjunto que alberga los mecanismos de disparo, seguridad y alimentación del arma y sobre el que desliza la corredera.
- Cargador, que contiene los cartuchos, permitiendo la alimentación del arma, y comúnmente alojado en la empuñadura de la pistola.
Como en el caso de los revólveres, las pistolas disponen de diferentes elementos de puntería, siendo los más comunes el alza fija (en la parte trasera de la corredera) y el punto de mira (en la parte delantera de la misma).
Como característica a destacar, siendo más común que en los revólveres, el martillo puede ser externo, interno o no visible e incluso carecer de él (pistolas de aguja lanzada).

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada